Los tacones y la fiesta

Cuando somos invitados a una fiesta o a salir de marcha inmediatamente pensamos ¡Sí! ¡Bien! Pero cuando ha pasado unos instantes desde la euforia de pensar en el bailoteo y los posibles pretendientes decimos ¡a ver, que de despliega el dilema!

Primera pregunta: ¿Qué me pongo? Y bien, empiezas a mirar tu armario y a observar que casi todo ha sido inmortalizado para el Facebook hace poco y que parecerá que no tienes más ropa. Al final combinas o buscas algún vestido del que haga más tiempo (incluso algunas se compran uno nuevo) y ¡Listo! Siento decirte que hasta aquí era la parte fácil.

¿Me pongo tacones? He ahí queridos el verdadero problema; ¿Qué pasa si no me los pongo? Pasar, no pasa nada, eso sí, si todas las chicas llevan menos tú pareces más bajita ¿y? que en las fotos parecerás gorda ¡oh no, eso ya no me da igual! Exactamente.

Agatha, entonces… ¿Me pongo tacones y no hay problema? Error

Si luces tacones lo que es tu estilo estará bien, ahora sí, tu comodidad acabará por los suelos, además, tu velocidad estará reducida y el riesgo de hacerte un esguince al bajar un escalón aumenta considerablemente. Por no olvidar por supuesto que si eres de las que beben habrá un momento de la noche en la que tu equilibrio bailará

¿Hay entonces alguna solución?

Si y no.

No en cuanto a que los pies te van a doler, la pregunta rondará en tu cabeza inevitablemente al ser invitada a una fiesta y a que no quieres ser gorda en las fotos.

si utilizamos una cosa intermedia: Cuando seas invitada tendrás que hacer dos elecciones de calzado, unos tacones y unas planas a juego ¿Para qué? ¿Llevo una en cada pie? Evidentemente no. Saldrás de casa con los zapatones puesto, lucirás cual reina y posarás en todas las fotos de cuerpo entero.

Llegará de madrugada ese dolor de pies intenso, a esas horas en las que ya nadie ve bien y que sigues bailando por pura inercia más que por aguante físico. Ahí  habrá llegado el momento de sacar tus zapatillas planas de tu precioso y bolso y cambiarte de zapatos

¿Y qué hago con los tacones? ¡No caben en el bolso!

Para ello, habrás guardo cuidadosamente doblada antes de salir de casa en tu estupendo bolso una bolsa del tamaño de los tacones.

Espero que os guste este post y que salgáis mucho de fiesta

AgathaTeLoCuenta

Anuncios

2 thoughts on “Los tacones y la fiesta

  1. Jajajajaja….Agatha, yo he salido muchas veces de casa con zapato planto y una bolsa con los tacones, y solo me los he puesto al llegar al sitio, y mis planitas guardadas por las dudas en su bolsa.
    Muy buena idea, todas deberíamos hacerlo porque los tacones son hermosos, estilizan, pero como que muy buenos para la espalda no lo son.
    Tu sales preciosa en todas las fotos, no tienes nada de lo que preocuparte 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo primero gracias por supuesto. Y lo segundo, me parece muy interesante y muy cierta tu aportación en cuanto a que los zapatos de tacón no son muy buenos para la espalda. Ciertamente provocan dolores y es debido al cambio de equilibrio que se produce en la planta de nuestros pies, que, evidentemente también quedan doloridas jajajaj.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s