Y llega San valentín: ¿A regalar?

¡Muy buenas tardes y bienvenido a mi blog!

14 de Febrero, esa fecha que a tantas personas les gusta y otras tantas odian…Todo va a depender de la compañía y el espíritu con el que se coja dicha fecha.

Este post se va a dedicar en su mayoría al supuesto en el que uno tiene pareja, llega esta fecha especial, ya no nos queda originalidad ¿Qué regalamos?

Partiendo de que comprar siempre es una opción he de decir que entre los regalos materiales mi preferencia son los libros con un significado esencial para la pareja: Bien por el ambiente, bien porque los nombres coinciden, bien porque pasan situaciones que identifican a la pareja. También simplemente porque sea uno muy esperado por una de las partes de la relación.

Pero no vengo a deciros hoy que compréis libros, este post va a ir para los regalos no materiales, lo que llamaríamos: Detalles. Aquí os dejo ideas para fabricar:

  1. Recorta fotitos de la pareja y mételo en una cajita haciendo una especie de “Caja de recuerdos” tu pareja y tú podéis pasar un rato recordando todos esos momentos felices que pasaron juntos.
  2. Pon pétalos o velas conformando el nombre de tu pareja: No es nada que perdure pero es un detalle momentáneo muy bonito
  3. Coge tantas piedras como días ya habéis pasado juntos (chiquititas) y pinta cada uno de un color y coloca el número de los días; Que tu pareja sepa cuántos lleváis, lo mismo que tú y de ahí tal vez cuando lo adivine a un bizcocho o un regalo, o un baile o un beso, la recompensa la dejo a tu criterio.
  4. Haz un bizcocho en forma de corazón; con un molde, un par de yogures, harina, azúcar lo tienes listo. Si quieres ser más creativo aún puedes al baño maría fundir chocolate y ponerlo por encima del bizcocho. Para rematar puedes usar nata o tintas de colores.

Posiblemente suba otro post con la continuación de la lista de posibles detalles pero a una semana de San Valentín puedes ir pensándolo y aportar

¡Muchísimas gracias por leerme y nos vemos en el próximo post!

 

Anuncios

El mundo de las citas

Hoy vamos a hablar de algo que a todos nos habrá pasado alguna vez, y es, eso de tener una cita
¿Qué es una cita? Bueno, si le preguntamos dirá que es “Señalamiento, asignación de día, hora y lugar para verse y hablarse dos o más personas”
¿Y si te preguntan a ti Agatha? Pues diría algo así como “toda una aventura” ¿Por qué? Pues porque con el paso del tiempo esto de las citas, románticas quiero decir, se ha hecho cada vez más complejo.
Hace años cuando ibas a una cita sabías que al menos a la persona le causabas un mínimo de interés y por eso ibais a salir, cuadrase o no después, pero es que, señores, esto ha dejado de ser así ¿Qué me dices? Lo que oyes, ahora se puede tener hasta una cita con alguien que no te interesa nada solo para evitar aburrirte, pero oye, que ni mal visto está, que te dicen un “yo no he dicho que buscase nada” y tu ya ahí, mueres de la vergüenza.
Pero hasta aquí lo sencillo, ves a alguien y te arriesgas. O te presentan a alguien y quedas aún sin saber si le gustas. Al menos al girar en el mismo entorno puedes averiguar ciertas cosas por gente común o de la mera observación. Pero…¿y cuando nos conocemos por internet? Aquí ya podemos darnos por vencidos si creemos que sabemos algo de la persona que va a venir a nuestro encuentro, lo que busca o como es. ¿Me vas a contar eso que dicen las abuelas de que todo el mundo en internet miente? No y sí ¿Cómo? Pues no es verdad que todo el mundo mienta y todos sean pirados psicópatas (pensamiento abuela) pero sí es verdad que a veces se miente en intereses comunes o gustos o en personalidad sólo porque le ha gustado la foto de perfil del chico/chica ¿para qué mienten? Se dará cuenta, dirán algunos, sí, pero mientras tanto ya han tenido una cita y tal vez un acercamiento íntimo, dígase con sutileza.
¿Y que saco yo en claro de todo esto que me has contado?
Pues que el mundo está loco, la gente sale con otra gente por múltiples razones que son las que nos llevan a frases como “esa tiene novio pero no pegan” o “me estaré volviendo loca pero no se que hacen juntos” pero tranquila aquí vengo yo a decirte que no eres tú la loca o loco, sino ellos. Al fin y al cabo eso les lleva a relaciones poco saludables basadas en pilares erróneos. Compartirán parte de su vida con alguien sólo porque salió bien en un perfil para darse cuenta tarde de que no debió ignorar la otra ventana, esa del chico normal que preguntaba “¿Qué relaciones serias has tenido?” “¿te gustan las mascotas?”
Hasta aquí todo, no nos dejemos llevar por citas vacías a través de cualquier sistema, intentemos conectar de verdad con la persona que metemos en nuestra vida porque de alguna manera una vez metida en ella va a dejar huella, al menos que sea positiva.
AgathaTeLoCuenta