CORRECTOR PARA LA NOVELA: QUÉ TIPO DE CORRECTOR NECESITO

 

¡Muy buenas y bienvenidos a mi blog pequeños búhos lectores!

Hoy os traigo una entrada sobre los correctores  de novelas, porque, aunque a priori parezca que no, hay más de un tipo.

Cuando llega ese momento, tan preciado, en el que hemos terminado a una novela, en muchas ocasiones nos vemos con la duda de si estará bien escrito. Para la trama, lo tenemos más o menos fácil, porque cualquiera puede leer y darte una opinión sobre que le ha parecido el argumento (sea este lector más habilidoso o menos), pero, cuando hablamos de corrección, estamos buscando algo más complejo.

¿Si es tan importante la corrección cómo es que hay más de un tipo? Bien, he aquí el tema principal de la entrada. He hablado con muchos autores sobre el tema, y por otra parte, he leído mucho.

El caso es que, siendo autores indies, que como sabéis es el tipo de autor que más trato en este blog, no siempre te puedes permitir cierto tipo de correcciones. Por ello, voy a dejarte una lista con los tipos de correctores que te encontrarás y unos cuantos consejos para tratar con cada uno de ellos.

  • El corrector profesional: Persona que se dedica a ello por profesión, le avala una carrera, diploma o similar acreditativo, además de otros trabajos anteriores al que pudieras solicitarle. A favor, tienen el resultado. En contra, el dinero que solicitan. No recomiendo este tipo de corrector para autores indies si estos no tienen otro trabajo estable. O si no sacan el suficiente dinero con sus novelas para cubrir ese gasto.
  • El corrector semiprofesional: Persona que se dedica a ello, no le avala una carrera, diploma o similar acreditativo pero si muchos otros trabajos en los que te puedes fijar. Ten cuidado con este sector porque hay más de uno en redes sociales que te venderá este argumento y en realidad no puede cumplirlo. A favor, el precio es menor aunque tampoco suelen ser “económicos”. Pueden ser una buena opción siempre y cuando hayas visto una muestra de su trabajo.
  • El corrector sincero: Persona que no se suele dedicar a ello pero lo ha hecho. Escriben y son personas con una buena ortografía y sintaxis. Normalmente tienen estudios que aún no siendo estrictamente lingüísticos, le dan conocimientos de estructura y buena redacción. Cuando lo hacen suelen ser económicos. A favor: la economía y la sinceridad de que pueden tener algún error. Suelen hacer demostraciones de cómo corrigen en algunos capítulos de la novela en cuestión. He de decir que yo misma he sido este tipo de correctora. Siempre a elección del autor dejando claro que yo no soy profesional de la materia. Han quedado satisfechos y han recalcado que he sido profesional, puntual en plazos y económica. Sólo recomiendo este tipo de correctores para gente que sepa que su ortografía y sintaxis no es demasiado buena y quiera darle una pequeña corrección antes de su subida a una plataforma de venta.
  • El no corrector: Persona que no se dedica a ello. No escribe. Comete faltas y se atreve a denominarse corrector. Lo he visto y me he indignado con ello por la web. Se aprovechan de personas crédulas siempre alegando un buen precio que, en realidad, por poco que sea, ya es demasiado puesto que esa corrección no sirve para nada.

Y bueno, esto ha sido todo por hoy. Espero que os haya gustado la entrada y nos vemos en la próxima.

Como siempre os recuerdo que podéis contactar conmigo en cualquier momento para cualquier tipo de colaboración en: irisamoraloslibros@gmail.com

NO OLVIDÉIS SEGUIRME EN MIS RRSS:

FB: Iris Meseguer

TWITTER: Iris Meseguer

INSTAGRAM: @Iris_Meseguer

¡Ojo! Esto puede destruir tu trabajo literario

¡Muy buenas y bienvenido  a mi blog de nuevo lector!

Hoy te traigo una entrada que espero que te sea útil a lo largo de toda tu vida y sobre todo si te dedicas a la escritura, bien como blogger bien como profesión.

¿De qué hablo? Hablo de la ortografía como base esencial e inquebrantable para la creación de una buena obra.

Todo lo que va a ser contado a partir de aquí es en base a mi experiencia humilde tanto de asistencia a cursos y talleres literarios como de participación activa como juez en concursos vía telemática. Además de la sujeción a las normas sobre faltas de ortografía en buenos académicos de la Universidad en la que termino mis estudios jurídicos.

Vamos a empezar por la clasificación de las faltas de ortografía en tipo grave y tipo leve y qué se puede encuadrar en cada uno de los tipos.

  • Graves:

Invención de palabras no reconocidas en los diccionarios debidamente actualizados o correctamente utilizados como tecnicismos en un campo específico de estudio.

El uso de palabras con significado distinto del que tienen reconocido (Cuidado con esto, muchas veces suena bien decir Bizarro que está muy de moda pero si no miramos su literalidad podemos caer en un error ortográfico o falta de expresión)

Errores contra las normas elementales de la gramática (Ejemplos de doble rr en la palabra por su composición)

Aclaración: si es cierto que en las evaluaciones se suele computar un error por falta aunque ésta este repetida.

  • Leve:

Acentuación

Puntuación errónea

Mayúsculas

Cursiva

Aclaración: Si bien estas suelen ser las más cometidas en los textos literarios y se clasifican como leves en un principio, ante la masificación de faltas de este tipo una obra queda destruida

¿Qué  más destruye mi texto desde estos puntos de vista?

Hay que tener cuidado con la coherencia del texto, el cambio de características en los personajes y la posibilidad de un cambio de tiempo verbal en una misma narración.

¿Qué deberíamos hacer al empezar y terminar una obra?

En un principio deberíamos estar pendientes de ir escribiendo correctamente: Un error muy común es dejar la inclusión de tildes al final del texto pero ¡señores! 200 páginas para luego volver sobre ellas poniendo acentos, son muchas y es muy probable que te dejes la mitad. Igualmente la recomendación es ir releyendo cada capítulo a fin de corregir leves faltas de cohesión.

Al final de escribirlo:

Deberíamos hacer una revisión completa del texto habiendo dejado pasar unos días desde el fin de escritura y la efectiva corrección.

Si es posible, una buena solución es pasar la obra por la vista aguileña de otro autor o un lector experimentado: A veces siendo nuestra la obra inconscientemente leemos por encima no dejando ver ciertos detalles.

Si alguien te comenta errores de este tipo: Intenta agradecerlo pues siempre con una corrección menor puede ser un éxito literario. Ahora sí, no aceptes nunca pautas dadas desde el rencor, el desconocimiento o la falta de respeto. Estas desgraciadamente abundan.

¿Qué hay de los concursos literarios?

He de decirte, no sé si para bien o para mal, que en cualquier concurso que se precie. Hablamos de concursos serios, estará despachado automáticamente cualquier texto que contenga graves faltas de ortografía y, estoy por decirte que si contiene más de una leve también a no ser que sea una idea realmente novedosa y se te informe de una corrección inminente.

Y eso ha sido todo por ahora, gracias por tu tiempo y tu lectura

¡Nos vemos en el próximo post!

Venga, que hoy edito

¡MUY BUENAS! Hoy os vengo a contar como poco a poco vamos avanzando en lo que nos gusta realizar.

Como sabéis me estrené en Wattpad y la verdad que me fue bastante bien; Tras unos días en la página conseguí ser juez del concurso literario para Wattpaders “Black and White” y espero que la experiencia sea satisfactoria ¡Es difícil calificar! Todos han puesto su pasión en lo que escriben.

Y ahora, me llega una nueva oportunidad que comparto con vosotros porque realmente me pone muy contenta.

A uno de los lectores de mi novela le gusta mucho mi forma de escribir y me pidió que corrija y edite su novela, la que creo que será un éxito pues el argumento está muy bien.

Os dejaré el link cuando se suba por fin, mientras os dejo la portada en la cual me hace muy feliz estar

¡Seguir luchando por lo que queréis!

portada crimen.jpg