Los prejuicios y las sospechas…(en el mundo literario)

Hoy vamos a tratar el tema de los prejuicios y las sospechas en el ámbito literario por supuesto.

Cuando comenzamos a leer una novela nos vamos haciendo unas ideas preconcebidas sobre quienes son los malos, donde está la traición, que quieren decir ciertos actos…

Pues esto va en pasmante aumento cuando la novela es de género misterio/suspense, y no te digo si lleva algo de crímenes.

(Por aquí te dejo los prejuicios que tenemos respecto a las personas: La intuición y la desconfianza van de la mano)

En las novelas del estilo mencionado hay un momento en el que la paranoia del lector crece considerablemente viendo a todos como posibles sospechosos, con la graciosa situación que se da de que:

  • El más sospechoso no es el culpable
  • Cada vez que lo tienes claro nace un nuevo personaje: y tu piensas ¿qué has venido a buscar aquí?
  • La víctima no siempre fue tan víctima: tenía malos rollos, malas amistades..
  • En los últimos capítulos ya el más sospechoso si es el culpable: porque ¡oye! da satisfacción como lector decir “lo sabía” aunque llevases todo el libro cambiando de sospechoso.

Pues sí, son libros que aunque te agoten mentalmente suelen producirte la satisfacción propia  de terminar un sudoku.

Una serie de televisión que es también de sospecha y  crimen es la de Quantico de la que ya publiqué una entrada Hablemos de QUANTICO y la reflexión de las impresiones .

La verdad que este género puede o no llevar romance que es mi ámbito más cómodo pero si los crímenes son llevados por algo pasional me gusta mucho más.

Y bueno, nada más, ¿Os gusta este género?

Aquí os dejo el enlace a “Crimen o suicidio”:

Crimen o Suicidio

¡Un saludo alegre y un abrazo!

Anuncios

Hablemos de QUANTICO y la reflexión de las impresiones

Hoy me gustaría hablaros de una serie, que está siendo emitida ahora en la televisión lengua española. Su nombre es Quantico y su origen estadounidense. Yo que he tenido el placer de ver ya toda su primera temporada la recomiendo 100%

¿De qué trata?

Unos chicos entran al FBI para su entrenamiento, la serie hace una serie de flashbacks (cosas que pasaron en el pasado) y flashwards (hacia el presente) para intentar descubrir quien ha sido el terrorista que causa la tragedia del 11S en EEUU

¿Por qué la recomendación?

No se trata sólo de una serie de acción policiaca sobre temas terroristas, a su vez, y en tu intento de averiguar quién es el terrorista te darás cuenta de que partimos de impresiones, muchas veces erróneas en las personas. También verás que somos prisioneros de prejuicios y tendrás ocasión de ver que ni el bueno es tan bueno ni el malo es tan malo.

¿Qué hacemos en la vida cotidiana respecto a la culpabilidad?

La serie, empieza dándonos a Alex Parris como culpable de la tragedia, todo el mundo la acusa por ciertos indicios y mucha gente asiente que fue ella aún conociéndola anteriormente. Esto me ha llevado a pensar sobre como actuamos en la sociedad respecto a la culpabilidad de otras personas.

Cuando sucede algo necesitamos culpar a alguien, tal vez porque si vemos pagar a alguien con ello nos sentimos mejor, tal vez porque tendemos a buscar una razón lógica a las desgracias en el mundo y analizando a un sujeto concreto es más fácil achacarlo a su ideología, complejos o problemas…Pero a veces, cometemos un error.

Personas son acusadas en un proceso judicial y su condena es absolutoria, pero a veces ya han sido dichas todas las cosas malas que podían decirse acabado el proceso. “Presunto” no es “Culpable” y eso solemos olvidarlo. Ahora bien, pongámonos en la posición del “presunto” por una vez ¿nos gustaría una condena rápida y sin demasiado procedimiento porque aparentemente sois culpables? ¿Te gustaría que una prueba ilegalmente obtenida participara en tu proceso o que cualquier “testigo” fuese igual de válido?

Todo esto quiere conduciros al beneficio de la duda hacia las personas que a priori parecen ser de una manera

En el lado opuesto a estos están las armas de doble filo, los que teniendo la confianza de alguien la quebrantan para hacerle daño sin ser sospechoso de ello. Para mí estos son los peores, al menos los otros te los ves venir.

En el mundo las cosas no son blancas o negras, hay una hermosa escalera de grises, procura tenerlo en cuenta.