Las novelas como los mándalas

¡Muy buenas y bienvenidos a mi blog!

¿Qué es un mándala?

Por si no lo sabes, un mándala es estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración) es representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular.

En la práctica, los yantras hinduistas son lineales, mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mándala.

Por otra parte, otras culturas poseen configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias, las chacanas del mundo andino, los diagramas de los pueblos indios, etcétera.

¿Hay algún estilo preciso para colorear un mándala?

Técnicamente no, pero parece evidente que en la práctica los mándalas se colorean de forma que creen armonía y, esto, se debe al hecho de que inconscientemente estamos más tranquilos sólo con ver el equilibrio de las formas que lo conforman.

¿Qué tiene que ver un mándala con una novela?

 

Nada y todo. Me parece que hay que hace una conexión entre ellos en dos sentidos:

  1. Hay que escribir inspirado y tranquilo: Me parece que una calma antes de inscribir puede ayudar al autor a tener un rendimiento alto y adecuado en su trabajo. Recomiendo animadamente colorear mándalas cuando se está ante niveles de estrés en la vida cotidiana antes de plasmarlo en tu preciosa obra.
  2. Armonía en tu novela cual mándala: Intenta ser armónico, simétrico, creativo, inspirador, calmado y enigmático.

 

Aprovecho esta entrada para mencionar que al libro Juego de ángeles de María Martínez no me va a dar tiempo a llegar, y que, Te prometo Sampaguita de María del Mar Meseguer es mi lectura actual y veremos si entra en lecturas del mes a tiempo, de momento me está gustando mucho puesto que es parecido a lo que leo pero ligeramente diferente, ya os contaré.

 

 

 

 

Anuncios

El amor con los ojos cerrados

¡Oye! Y…¿Es tan fácil enamorarse?

Hay quien dice que una vez que te miras con esa persona todo cambia y todo cobra sentido; la atracción es inevitable y el cuerpo pide acercamiento, porque cuando es ésa persona, queremos sentirla cerca e inevitablemente quererla y protegerla…

Ahora conozcámonos con los ojos cerrados ¿quieres?

Resulta que nada cambia ¡sorpresa! Aunque te conociera en la más absoluta oscuridad, en el peor momento de mi vida, sería el indicado, porque acaso ¿”no era el momento” o “fueron las circunstancias” no son más que excusas de que tal vez sin motivo aparente no es para ti? Y..¡Oye! que no se necesita más motivo, que sólo hay una persona que es de verdad, no tu media mitad, sino tu entero.

Y resulta que si tiene que ser, es

Y que tanto si lo ves como sino la vida os cruza

Y que ya no hay marcha atrás

Y que no importa como estuvieras

Y que ahí tienes lo que todos dijeron que buscaras y tu dijiste que no existía

Y… ¡Oye! ¿Es tan fácil enamorarse?