¿Cómo saber si te va bien en las RRSS? Profesionales independientes

 

¡Muy buenas y bienvenidos a mi blog un día más!

Hoy vamos con un artículo que, a ti, te va a venir muy bien, y más aún, si eres un profesional independiente.

 

Parece, a priori, muy sencillo saber lo que se menciona en el título: ¿Me va bien en las redes sociales? Pero no lo es tanto. Veamos el por qué.

En múltiples ocasiones, nosotros, profesionales independientes, nos rodeamos de eso precisamente, de más profesionales independientes (en mi caso, escritores y bloggers) pero, debemos plantearnos que quizá, esto no se puede considerar del todo un éxito.

Cuando nos hacemos un perfil para promocionar nuestro trabajo tenemos que hacer dos cosas fundamentales:

  • Hacer amigos: Esto normalmente se produce entre personas que tienen tu mismo objetivo o campo de visión en el mercado profesional
  • Generar una opinión: Y este, es en realidad, el factor importante si queremos tener un perfil profesional.

¿Qué significa que debemos generar una opinión? Se trata de captar a unos seguidores que son tus compradores potenciales y, estos, no son los mismos (aunque pueden serlo en un primer momento) que tus amigos. Se trata de esas personas que se van a convertir en clientes, que van a seguir lo que haces y que querrán ver tus novedades para, a su vez adquirirlas.

¿Cómo sabemos, entonces, si nos va bien en las redes sociales?

  • Interacciones
  • Ventas
  • Promociones

Básicamente se puede resumir en esos tres puntos el análisis de la pregunta. Las interacciones en tu cuenta son un símbolo de interés por parte de tus seguidores. Realmente generas en la red una respuesta y esto, automáticamente, eleva tu popularidad. En cuanto a las ventas, si tienes muchos likes en tus publicaciones pero simplemente vienen dados por una devolución de likes y no se corresponden con venta alguna ni páginas leídas, de poco te va a servir estar alimentando ese perfil profesional en la red social en cuestión. Y por último, nos referimos a las promociones cuando vemos que generamos suficiente interés como para que otras personas nos hagan promoción.

En la plataforma de Instagram, para que veáis lo sustancial de lo que os digo, las fotos no salen en las búsquedas por antigüedad como muchos pensáis, salen por la relevancia que considera Instagram que tiene tu cuenta. ¿En qué se basa? ¡Adivinad! En interacciones y seguidores.

¿Qué hacer con el sigo, me sigues? Está bien, pero analiza por separado aquellos seguidores que son simple volumen y aquellos que están realmente interesados en tu actividad.

 

¡Y esto ha sido todo por hoy!

No olvidéis que podéis contactar conmigo en: irisamoraloslibros@gmail.com

Podéis pasaros por mis RRSS:

FB: Iris Meseguer

TWITTER: Iris Meseguer

INSTAGRAM: @Iris_Meseguer

Tampoco olvidéis que tengo mi novela disponible en Amazon:

Anuncios

Relato para el concurso de San Valentín. CONCURSANTE 1:

Relato para el concurso de San Valentín.

CONCURSANTE 1:

Relato: “La prisión de las nubes”

Aldis llevaba diez años observando el mundo desde su cárcel de cristal. Lo único que podía ver eran las nubes bajo sus pies, que se extendían a su alrededor como los campos de algodón que tantos años llevaba sin ver. Estaban lejos, tan remotos en el tiempo y el espacio que habían dejado de parecer reales. La soledad la azotaba día a día como un látigo, rompiéndole el corazón y sumiéndola en un mundo de delirios y fantasía. A veces, imaginaba que había alguien a su lado con quien poder conversar. Soñaba cada noche con huir, con saltar al vacío y aterrizar sobre la tierra con la suavidad de una mariposa. No obstante, aquel era su merecido, después de todo; era el precio que su padre le había hecho pagar por traicionar a toda su familia. Un día, apareció algo distinto en el cielo. Frente al homogéneo manto de vapor blanco y tela azul, había una figura más oscura que se movía de un lado a otro. Era un pájaro de grandes dimensiones que impactó contra el cristal. Aldis temió que la caja se rompiera y se precipitara al vacío, pero no lo hizo, de modo que acudió en ayuda del animal. Abrió la puertecita que había en la pared, lo entró en el interior de la caja para protegerlo del frío, le curó las heridas y rezó por él hasta caer dormida. A la mañana siguiente, recibió una gran sorpresa. La criatura que descansaba en un rincón había cambiado. En lugar de las largas y oscuras plumas, había una piel fina, humana, surcada por cientos de heridas color escarlata. El afilado pico había sido sustituido por unos suaves labios. Abrió los ojos y los clavó en ella. Dedicó unos instantes a observarlo. Su pelo era del color de la más oscura de las noches, y sus ojos un pozo de cenizas. Su juventud podía apreciarse incluso detrás de la máscara de cicatrices que lo cubría. Aldis se presentó y el joven le respondió que su nombre era Nolan. La joven, llena de curiosidad, le preguntó cómo era posible que se hubiera transformado de un día para otro. Nolan le explicó su historia. De niño, se metió sin permiso en el jardín de una bruja para robarle una flor. Sin embargo, la bruja lo pilló con las manos en la masa y le lanzó una horrible maldición a su corazón: cada vez que sintiera algo de verdad, algo auténtico, ya fuera rabia, tristeza, amor o alegría, se transformaría en águila y, hasta que no dejara de sentirlo o cayera la noche, no volvería a ser humano. La única forma de librarse de aquella maldición que pesaba sobre su corazón era consiguiendo uno nuevo. La chica no entendía por qué era tan malo poder convertirse en águila. Al fin y al cabo, si ella hubiera tenido ese poder, habría escapado de aquella prisión de cristal mucho tiempo atrás. Sin embargo, Nolan le dijo que no todo era tan sencillo. Cada vez que se transformaba, todos sus huesos crujían, se alargaban, le atravesaban la carne para convertirse en alas. Las plumas crecían desde el fondo de su piel y la perforaban, la resquebrajan como las raíces en la tierra. Aldis quedó horrorizada y se vio incapaz de pedirle que la ayudara a escapar. Se resignó a ser la prisionera de la cárcel de cristal durante toda la vida, como su padre había ordenado. Con el alma llena de tristeza, le contó a Nolan su historia. Le confesó que a veces la soledad la oprimía con tal fuerza que deseaba que la caja desapareciera con ella dentro. Le dijo que el hecho de no tener compañía era tan abrumador como una masa de aire demasiado caliente. Él, al contrario de lo que Aldis esperaba, se mantuvo impasible. No tardó en comprender que el problema de Nolan era que tenía miedo. Pudo ver el miedo en su cara; miedo a sonreír, miedo a la tristeza, miedo a cualquier cosa. Tan grande era su miedo que su rostro a penas mostraba expresión. Era miedo a la transformación, al dolor. A Aldis le pareció muy irónico. Nolan solo buscaba estar solo y ella no deseaba más que la compañía de alguien. Al escuchar aquellas palabras, Nolan dijo que, a veces, había corrientes de aire de direcciones contrarias que, cuando chocaban, tomaban un destino común. Aldis no comprendió lo que quería decir con aquellas palabras. Sin embargo, su alegría por poder conversar con alguien era tan intensa que no le importó. Apartó aquella frase en un cajón de su mente y siguió averiguando más cosas sobre Nolan. Pasaron los días con la tranquilidad habitual. Observaron las nubes, los amaneceres, vieron la lluvia caer y, de vez en cuando, pudieron observar la tierra que tan lejana estaba bajo sus pies. Aprendieron cosas sobre el otro; el color favorito de Nolan era el azul, pero la joven había llegado a detestarlo. Al chico le gustaba tocar la harmónica, pero hacía años que no lo hacía, porque la pasión que le infundía era tan profunda que siempre acababa transformándose. El mayor miedo de Aldis había sido la muerte, y seguía siéndolo. Nolan apenas sonreía pero, cuando lo hacía, parecía que hubiera un segundo astro en el firmamento. Un atardecer, el cielo se tornó de un color tan intenso que Aldis quiso asomarse para verlo mejor. Salió de la caja y caminó sobre las nubes que la sostenían hasta sentarse en el borde. Dejó los pies colgando y el viento helado la hizo sacudirse en un fuerte temblor. Nolan se unió a ella poco después y ambos observaron el trayecto del sol hasta que desapareció por completo. Hubo un momento en el que sus miradas se cruzaron. El joven la observaba con tal intensidad que Aldis notó que su corazón tenía la fuerza de un huracán. Y, de repente, los ojos oscuros de Nolan se cerraron. Se llevó las manos a las costillas y se hizo un ovillo entre gemidos. Aldis lo apartó del borde para evitar que se cayera. Cuando abrió los ojos de nuevo, eran de color dorado. Unos pequeños bultos asomaron por su piel y la perforaron hasta dejar al descubierto unas plumas marrones que fueron creciendo más y más. Los dedos de Nolan se retorcieron en posiciones imposibles, crujieron y se hicieron más largos. Sus brazos se doblaron sobre la espalda mientras las alas empezaban a tomar forma. El joven gritó mientras las lágrimas le inundaban la cara y sus labios se convertían en un afilado pico. Aparecieron escamas doradas alrededor de sus pies descalzos y sus uñas se conviertieron en zarpas. Al final, los gritos pararon y Nolan se levantó. Extendió las alas y las batió creando un remolino a su alrededor. Su sufrimiento había terminado. Miró a Aldis con sus nuevos ojos y se agachó. Le dijo, con una voz más profunda, que no tuviera miedo. La joven, asustada e indecisa, se subió sobre su lomo y se agarró con fuerza. El águila saltó al abismo, alejándose más y más de la nube que, durante tantos años, había sostenido su cárcel de cristal. Cruzaron todo el cielo, retando al viento en cada instante. La tierra se acercó más y más a ellos hasta que pudieron ver los árboles, los ríos y las flores. Finalmente, el águila aterrizó sobre un claro en un bosque. Aldis lloró durante horas, pues la felicidad que la invadía era demasiado grande. Abrazó la hierba y las flores, abrazó los árboles, se tumbó sobre la tierra. Abrazó a Nolan con fuerza y le dio las gracias. El águila le dijo que la amaba y que habría hecho lo que fuera por ella. Que su corazón sentía algo muy poderoso, tan poderoso que el dolor que pudiera sentir era insignificante. Aldis lo miró durante largo rato. Nolan había pasado por el mayor sufrimiento que existía para liberarla. Ella misma había oído el crujir de sus huesos uno a uno y jamás lograría olvidar su expresión de dolor. Lo amaba, lo amaba como jamás había amado a nadie en el mundo. Se tumbaron junto a unas rocas en el bosque. Cuando la oscuridad se cernió sobre ellos, el cuerpo de Nolan volvió a encogerse en el dolor hasta convertirse en el joven humano que en realidad era. Aldis se tapó los oídos y cerró los ojos, pues no podía soportar verlo sufrir de tan terrible forma. Cuando los ojos de Nolan volvieron a ser negros y sus labios sonrieron, Aldis lo abrazó. Aquella noche, se entregaron el uno al otro bajo las estrellas. El sol salió y, con los primeros rayos, Nolan volvió a transformarse en águila. Apareció la luna y recobró la forma humana. Y Aldis tenía que verlo sufrir una vez tras otra, día tras día, noche tras noche. Se dio cuenta de que, si permitía que Nolan la amara, el dolor acudiría a él cada anochecer y cada mañana. No tardó en saber lo que debía hacer. Una noche, mientras estaba tumbada junto a él, se llevó una mano firme al pecho y, sin dudarlo, tomó su corazón entre los dedos. Era una bola de luz blanca que relucía tanto que tuvo que cerrar los ojos. Nolan se horrorizó y le preguntó qué estaba haciendo. Aldis le dijo que él había sido aquella corriente de suerte que había golpeado su vida, pero que los dos no podían continuar fluyendo en la misma dirección. Nolan intentó pararla, pero Aldis ya había tomado una decisión. Golpeó el pecho de Nolan con la luz. El brillo se introdujo en el cuerpo del joven, que por unos instantes dejó de respirar. Su torso desprendió un gran calor y su nuevo corazón empezó a latir. Y, cuando se acercó a Aldis, la joven yacía sobre la hierba con los ojos cerrados y una gran sonrisa en los labios.

 

 

#Recordad que este CONCURSO está aún ABIERTO:

-Tenéis hasta el 13 de Febrero a las 00:00hrs

-Enviar un relato de temática libre

-Que contenga la palabra “corazón”

-Entre 500 y 2000 palabras

promo importante 2.jpg

Reseña: Calendar Girl de Audrey Carlan

¡Muy buenas y bienvenidos a mi blog pequeños búhos!

Hoy os traigo la reseña de una novela fresca de la editorial Planeta y que se trata de un Betseller Internacional.

Os dejo la información básica y luego hablamos de mi opinión personal:

Sinopsis:

Mia necesita dinero. Mucho dinero. Para ser exactos, un millón de dólares. La vida de su padre está en juego y ella es la única que puede soldar sus deudas. El plazo: un año. La solución: un trabajo que ella nunca antes habría pensado aceptar….Malibí, Deattle y Chicago son sus primeros destinos, en los que, junto a Wes, Alec y Tony, Mia conocerá el lujo, descubrirá estilos de vida completamente diferentes y vivirá experiencias sexuales increíbles….Sólo hay una regla muy clara: no debe enamorarse. ¿Será capaz de cumplirla?!!

PVP: 8.95 €

Disponible: En todas las librerías, Sasa del libro, Amazon…

Opinión:

Es una novela fresca y divertida. Mia es una protagonista fuerte que decide salvar a su padre incluso si tiene que adentrarse en un trabajo que no le gusta, a priori. Ella, tendrá que convivir con hombres ricos por tiempo estipulado de un mes y, por ello, le pagarán una cantidad desorbitada. ¿El pero? Ellos son hombres con un poder de seducción que sorprenden a la propia Mia.

Lo que más me gustó de esta novela es lo fácil que te puedes meter en el papel de la protagonista a pesar de la situación tan inverosímil. También me gusta destacar que me mantuvo muy fija en el papel el hecho de que ella se vaya descubriendo, de alguna manera, a sí misma.

ojos-vendados

Estoy deseando adquirir la segunda parte puesto que esta sólo es la primera y sólo engloba los tres primeros meses de esta gran aventura.

Al ser un fenómeno tan grande, me cuesta asimilar el parecido que le veo con otras novelas del género, pero no me decepciona y volvería a leerlo.

¡Y eso ha sido todo por hoy!

No olvidéis seguirme en mis RRSS y ver mi última novela (Aunque sean las primeras páginas):

FB: Iris Meseguer

TWITTER: Iris Meseguer

INSTAGRAM: @Iris_Meseguer

Conociendo a Megara Rubens

¡Muy buenas y bienvenidos a mi blog pequeños búhos lectores!

Hoy vengo a hablaros de Megara Rubens, protagonista femenina de “La princesa del tártaro” novela de género paranormal cuya reseña ya traje en su día por aquí: Reseña: “La princesa del tártaro” de Maria del Mar Meseguer

Megara Rubens es una protagonista diferente extraordinariamente compleja. Es una chica que se siente culpable y por esta razón Hades, el señor del infierno, pone sus ojos en ella. Aún así, el carácter y la sensibilidad de Megara Rubens bloquean al señor del Inframundo que no termina de arrebatarle su alma.

Arthur, que tiene la misión de arrancarla de los brazos de Hades custodiando su alma, y queda totalmente impresionado con el corazón y la forma de pensar de Megara.

¿Qué me gusta de Megara y por qué he traído este “Conociendo a” ?

  • Es un alma inquebrantable
  • Tiene una bondad más allá de lo que la culpabilidad entiende siempre sabiendo que tiene que matar pero eligiendo la preferencia por cuestiones muy humanitarias
  • Ve amor donde otros solo ven oscuridad
  • No se doblega por miedo ante nadie, ni si quiera ante Hades
  • Consigue ser feliz en momentos duros destilando así la oxitocina que puede matar al señor del Inframundo

Breve pero conciso ¡A leer!

#Ya sabéis que podéis seguirme en mis RRSS:

FB: Iris Meseguer

TWITTER: Iris Meseguer

INSTAGRAM: @Iris_Meseguer

Y que estaré encantada de que os paséis por mi última novela:

Amor a primera vista

Y pasa cuando menos te lo esperas….

Tus ojos brillan

Los míos arden.

Los cuerpos parecen querer tocarse mientras el suave bamboleo del miedo impide que surja el amor.

Y dejas que todo termine…

Tú volteas la cabeza…

Yo bajo la mirada para seguir caminando.

corazon

#Recordad seguirme a mí también en mis RRSS

FB: Iris Meseguer

TWITTER: Iris Meseguer

INSTAGRAM: @Iris_Meseguer

¡Ya estoy aquí!

Muy buenas y bienvenidos a mi blog. He estado un poco desaparecida estos meses de verano pero ¡Ya estoy aquí! En este tiempo, además de hacer las cosas que me han tenido alejada de este mundillo literario, he pensado mucho sobre los proyectos y aventuras (Casi todas literarias) en las que estaré enfrascada este invierno.

¿Queréis conocer más? Lo iremos viendo puesto que pienso ir subiendo entradas con asiduidad.

Pero como no quiero que esta entrada sea tan corta, empiezo haciendo un repaso de las cosas que os traje el invierno pasado y termino con un pequeño artículo reflexivo sobre “el mundo literario, un gran engranaje”

Os di:

-Muchas reseñas, de las cuales voy a destacar:

Reseña: El fuego del zafiro rojo (Tierra de unicornios)

Los chicos del calendario de Candela Ríos

Te prometo Sampaguita (La razón y el amor casi formas antagónicas)

-Inicié la nueva sección (la cual sigue abierta) “Háblame de tu novela” donde para participar solo tenéis que enviar un correo a mi email: irisamoraloslibros@gmail.com . Aquí dejo algunos ejemplos:

HÁBLAME DE TU NOVELA: Mis historias y otros devaneos de Lidia Castro

Háblame de tu novela: La vara de Serbal

Háblame de tu novela: La sombra dorada

-Participé con las editoriales y sus libros enviados:

El libro que te ayudará a ser feliz desde el espacio más concurrido de tu casa

Un libro dulce y diferente

-Y puse artículos (de los que pienso poner muchos más sobre escritura y vida literaria) ¡Ojo! Si es cierto que con la nueva colaboración que me han propuesto en una revista online de la que ya diré el nombre aquí, publicaré alternando en exclusiva escritos aquí y allí.

Ser lectora beta ¡no es tan fácil!

¿Leer varias novelas a un mismo tiempo?

Las novelas como los mándalas

¡Y eso es un resumen de lo anterior! ¿Y que viene ahora? Muchos más artículos, más reseñas, colaboraciones, entradas en nuevos círculos y proyectos. Próximamente mi nueva novela también estará disponible… ¡Y otras sorpresas!

Y para terminar esta entrada, que espero que os alegre con mi vuelta (tal y como quiero agradecer a nuestra compañera: La doncella de la ola  ) Os dejo con un pequeño artículo reflexivo:

“El mundo literario, un gran engranaje”

Los autores queremos eso, escribir ¿Qué me dices? Lo que oyes ¿Y? Pues que no todo se reduce a una mera del pieza del juego: yo escribo, otros me leen. El mundo literario es complejo y grande, muy grande a veces. Hay autores, lectores, reseñadores, editores, periodistas, listas de opinión, listas de venta, popularidad, redes sociales…. ¿Ahora parece todo un poco más complicado?

Así es, os dejo reflexionando sobre vuestra actividad en el mundo globalizado de Internet, las aplicaciones y las posibilidades. Por aquí os dejo mis perfiles:

Twitter: Iris_Meseguer

Facebook: Iris Montes Meseguer

Wattpad: Iris_Meseguer

Instagram: Irismeseguer

Email: irisamoraloslibros@gmail.com

BookHoul Septiembre

Muy buenos días en este precioso domingo que empieza ¡Hoy os traigo el Book Houl de septiembre!

Realmente esto ha sido publicado en mi nuevo canal de Youtube que dejo por aquí en un link;: https://www.youtube.com/channel/UCX_U2FQgjdE7DZlEhzsu8Ig

Pero para quien le de placer leer blogs y sea menos de la plataforma video me gustaría dejarlo por aquí también:

En primer lugar adquirí por parte del grupo editorial como habéis visto en anteriores entradas “Sigue mi juego” https://agathatelocuenta.wordpress.com/2016/08/28/la-historia-ideal-para-san-valentin-en-pareja y “Dile a Marie que la quiero” https://agathatelocuenta.wordpress.com/2016/06/25/el-libro-que-necesitas-para-aprender-a-amar-en-tiempos-de-guerra

En segundo lugar por parte de un amigo conseguí Una noche deseada de Jodi Ellen Malpas que aunque lo único que se es que va del típico millonario y la típica chica que no tiene nada me lo han recomendado diciendo que hay algo más en la trama que hará que me enamore del ejemplar.

También en formato papel tengo Barrabás de Sean Young que trata sobre el mito de un monstruo que esconde el secreto del cristianismo y aunque es bastante gordo acabaré por subir la reseña  por aquí.

Casi una novia de Jane Feather  es una novela que aunque acabo de comprar estoy terminando y pronto os dejaré por aquí la reseña

En formato Ebook he tenido el placer de adquirir La chica del Tren de Paula Howkins que me ha sido muy recomendado y aunque no sé cuando empezaré a leerlo tengo muchas ganas

Alguien que no soy de Elisabeth Benavent  es un libro que no tardaré nada en empezar a leer porque cuando salió “En los zapatos de valeria” no me lo leí porque me fue demasiado comentado y cuando publicaron esta trilogía confirme para mí que tenía que leerlo. En cuanto lo termine adquiriré las continuaciones.

Reed Queen de Victoria Aveyard lo acabo de conseguir en formato Ebook y aunque quiero leérmelo cuanto antes tengo muchísima lectura pendiente aunque espero hacerle un hueco. El hecho de que la “mala” narre me mola muchísimo.

Nadie al otro lado de Jordi Serra i Fabra es un libro que desde el minuto uno llamó mi atención por la curiosa descripción sobre un bunker y estar encerrada. Además de su chulísima portada que me dejo muy embobada.

Muchas gracias por leerme, si os apetece pasar por mi canal sois bienvenidos , además de en todas mis redes sociales.

Escribir o video (Nuevo proyecto)

¡MUY BUENAS! Eso es lo primero que quería decirte si estás leyendo esta entrada; En estos últimos meses he estado atascada en una discusión mental conmigo misma: La cosa venía siendo de la siguiente manera…Me gusta mucho compartir con vosotros mis opiniones acerca de libros y otras reflexiones de manera escrita ¡pero! (pues si no hay pero no hay discusión) llegó a mi mente la idea de hacer lo mismo en formato video, a través de la plataforma Youtube.

El caso es que tras debatirlo no voy a elegir entre ambas sino que seguiré con mi preciado Blog sin renunciar a la NUEVA APERTURA DE CANAL EN YOUTUBE donde haré críticas, tags y otras cosas relacionadas siempre con la literatura.

¡Y ESO ES TODO! Me gustaría dejaros por aquí el nombre de mi canal: ElarcoIRISdelibros cuyo primer video será subido a partir del 3 de este mismo mes y donde espero poder llegar a vosotros y a quienes no quieran leer de la forma más agradable y dinámica